Manifiesto: En defensa de los derechos fundamentales en Internet

•3 diciembre 2009 • Dejar un comentario

Ante la inclusión en el Anteproyecto de Ley de Economía sostenible de modificaciones legislativas que afectan al libre ejercicio de las libertades de expresión, información y el derecho de acceso a la cultura a través de Internet, los periodistas, bloggers, usuarios, profesionales y creadores de internet manifestamos nuestra firme oposición al proyecto, y declaramos que…

1.- Los derechos de autor no pueden situarse por encima de los derechos fundamentales de los ciudadanos, como el derecho a la privacidad, a la seguridad, a la presunción de inocencia, a la tutela judicial efectiva y a la libertad de expresión.

2.- La suspensión de derechos fundamentales es y debe seguir siendo competencia exclusiva del poder judicial. Ni un cierre sin sentencia. Este anteproyecto, en contra de lo establecido en el artículo 20.5 de la Constitución, pone en manos de un órgano no judicial -un organismo dependiente del ministerio de Cultura-, la potestad de impedir a los ciudadanos españoles el acceso a cualquier página web.

3.- La nueva legislación creará inseguridad jurídica en todo el sector tecnológico español, perjudicando uno de los pocos campos de desarrollo y futuro de nuestra economía, entorpeciendo la creación de empresas, introduciendo trabas a la libre competencia y ralentizando su proyección internacional.

4.- La nueva legislación propuesta amenaza a los nuevos creadores y entorpece la creación cultural. Con Internet y los sucesivos avances tecnológicos se ha democratizado extraordinariamente la creación y emisión de contenidos de todo tipo, que ya no provienen prevalentemente de las industrias culturales tradicionales, sino de multitud de fuentes diferentes.

5.- Los autores, como todos los trabajadores, tienen derecho a vivir de su trabajo con nuevas ideas creativas, modelos de negocio y actividades asociadas a sus creaciones. Intentar sostener con cambios legislativos a una industria obsoleta que no sabe adaptarse a este nuevo entorno no es ni justo ni realista. Si su modelo de negocio se basaba en el control de las copias de las obras y en Internet no es posible sin vulnerar derechos fundamentales, deberían buscar otro modelo.

6.- Consideramos que las industrias culturales necesitan para sobrevivir alternativas modernas, eficaces, creíbles y asequibles y que se adecuen a los nuevos usos sociales, en lugar de limitaciones tan desproporcionadas como ineficaces para el fin que dicen perseguir.

7.- Internet debe funcionar de forma libre y sin interferencias políticas auspiciadas por sectores que pretenden perpetuar obsoletos modelos de negocio e imposibilitar que el saber humano siga siendo libre.

8.- Exigimos que el Gobierno garantice por ley la neutralidad de la Red en España, ante cualquier presión que pueda producirse, como marco para el desarrollo de una economía sostenible y realista de cara al futuro.

9.- Proponemos una verdadera reforma del derecho de propiedad intelectual orientada a su fin: devolver a la sociedad el conocimiento, promover el dominio público y limitar los abusos de las entidades gestoras.

10.- En democracia las leyes y sus modificaciones deben aprobarse tras el oportuno debate público y habiendo consultado previamente a todas las partes implicadas. No es de recibo que se realicen cambios legislativos que afectan a derechos fundamentales en una ley no orgánica y que versa sobre otra materia.

Este manifiesto, elaborado de forma conjunta por varios autores, es de todos y de ninguno. Si quieres sumarte a él, difúndelo por Internet.

Solo añadir, que en el momento de la publicación de este manifiesto, Zapatero comparecía en rueda de prensa para asegurar que sólo un juez podrá cerrar el acceso a determinados contenidos de las webs.

Zapatero igualmente debería cesar a quien nunca debió nombrar como ministra.

El extraño “matrimonio” entre Repsol y Sacyr

•1 diciembre 2009 • Dejar un comentario

A raíz del post que publicamos en EcoFinancial hace unos días sobre el aumento del crédito en la petrolera española Repsol, me ha parecido interesante realizar un análisis sobre el “matrimonio” existente entre la petroquímica y la constructora Sacyr.

Hay que recordar que Sacyr desembarcó en Repsol en octubre de 2006. La constructora, con la colaboración del Banco Santander y de Caja Madrid, logró un crédito de 5.175 millones de euros para entrar en el capital de la petrolera. Era la época de vino y rosas de los movimientos corporativos. De esta manera, se trató de  una más de las sugerencias que se habían estado promoviendo desde la Oficina de Asuntos Económicos del Gobierno, dirigida por Miguel Sebastián, para que las constructoras diversificasen sus inversiones ante la crisis que se veía venir y cuyas riendas tomó en esa época David Taguas, actual presidente de la patronal Seopan.

Sin embargo, la época dorada de la construcción terminó y con el estallido de la burbuja financiera e inmobiliaria llegaron los problemas de liquidez para la constructora de Luis del Rivero. La operación corporativa de entrada en Repsol no estaba dando el rendimiento que se esperaba, de los 26 euros por acción que pagó Sacyr, la petrolera a día de hoy cotiza en torno a los 18-19 euros. Por tanto, la constructora esperaba amortizar los intereses de su crédito vía dividendo, pudiendo superar sus problemas frente a las obligaciones que se le avecinaban.

¿Cuál es el problema? En este ejercicio, debido a las correcciones del precio del crudo y a pesar del descubrimiento de pozos petrolíferos, los resultados de la compañía dirigida por Brufau (hombre de la Caixa) han sido decepcionantes, y el consejo se plantea la reducción del dividendo.

Es en este contexto donde se ha producido la disputa “conyugal”, pues desde Sacyr exigían al menos que se mantenga en 1.05 euros por acción para hacer frente a los intereses de los créditos con las entidades financieras. Sin embargo, el Consejo de Administración de Repsol pretende reducirlo en torno, a un 18 %.

Hay que decir, que con este descenso no se reduce el payout (porcentaje de los beneficios que son destinados al dividendo), que seguiría siendo del 70 %. Por el contrario, Sacyr pretendía  elevar dicho porcentaje 80-92 %.

Como observamos, la crisis matrimonial está servida y las consecuencias pueden ser graves porque no olvidemos que Repsol, forma parte de un sector estratégico. Y por tanto, desde Moncloa tendrán algo que decir sobre estos problemas. Tampoco hay que olvidar la amistad de Luis del Rivero con nuestro presidente, por lo que el duelo será interesante.

Finalmente, el Consejo aprobó por unanimidad reducir el dividendo ¿Han ganado la guerra? ¿Esconderá Luis del Rivero un as escondido en la manga? Desde EcoFinancial seguiremos el asunto de cerca.

La principal petrolera española aumenta su deuda

•25 noviembre 2009 • Dejar un comentario

En el tercer trimestre de 2009

Tras conocer los últimos datos ofrecidos por la petrolera española Repsol, vemos que la deuda financiera neta de la compañía a fecha 30 de septiembre de 2009 se situó en 10.575 millones de euros. Esto supone un incremento de 170 millones de euros respecto al cierre del segundo trimestre de 2008 (10.405 millones de euros), un aumento del 1,6% respecto al trimestre anterior. Si contamos las preferentes al cierre del periodo, esta deuda ascendería a 14.123 millones de euros. El ratio de deuda neta sobre capital empleado a septiembre de 2009 se ha situado en el 29,6%; teniendo en cuenta las acciones preferentes, este ratio se sitúa en el 39,5%.

La otra grande empresa española del sector energético, Cepsa, ha reducido 135 millones de euros su deuda neta financiera en el último trimestre. Aún así esta empresa tuvo un incremento de deuda desde diciembre de 2008 a junio de 2009 de casi 500 millones de euros, situándose en 2790 millones de euros de deuda, en comparación con los 2312 millones de 2008, un 20,6% más. El volumen total de deuda, expresado como el cociente entre la deuda neta y los fondos propios, se ha situado en el 22,5% en el periodo enero-septiembre de 2009.

La deuda de Endesa crece un 38% y la de Iberdrola se estabiliza

•25 noviembre 2009 • Dejar un comentario

En el tercer trimestre de 2009

La eléctrica española Endesa, propiedad de la italiana Enel, ha visto incrementada su deuda financiera neta en un 38% desde diciembre de 2008 a septiembre de este año. Por su parte, Iberdrola, se estabiliza con un aumento del 1,10% en el mismo periodo, según datos de las propias empresas.

Tras conocer los datos del tercer trimestre de este año, la deuda de Endesa ha experimentado un crecimiento de 5.315 millones de euros respecto diciembre de 2008. Esto supone que la empresa cuenta con 19.318 millones de deuda, un 38% más desde diciembre de 2008 a septiembre de este año.

Iberdrola, la principal empresa española en el sector, en cambio, se ha estabilizado con un aumento del 1,10% de diciembre de 2008 a septiembre de 2009 en su deuda financiera neta, ascendiendo a la cifra de deuda de 29.651 millones de euros (incluyendo el déficit de tarifa). Una cifra prácticamente al mismo nivel que en junio. A finales de 2008, Iberdrola tenía una deuda financiera neta de 28.363 millones de euros. La eléctrica quiere mantener su compromiso de reducir este endeudamiento hasta los 26.000 millones de euros antes de que acabe el año.

La planta de Figueruelas confía en que GM reduzca los 900 despidos

•7 noviembre 2009 • Dejar un comentario

opelTras la ruptura del acuerdo de General Motors con Magna para la venta de Opel, el gigante estadounidense ha anunciado su intención de suprimir unos 10.000 empleos en Opel, en la que trabajan 50.000 personas en toda Europa. De momento, se desconoce cuántos de ellos son españoles. General Motors ha justificado su rechazo a vender Opel en que ahora dispone de dinero suficiente para mantener esa pieza en su estructura manufacturera global. La decisión de no vender, tras meses de duras negociaciones ha causado una fuerte indignación en los países europeos que tienen establecimientos de la marca y en la propia Comisión Europea, que ha exigido al gigante de Detroit un plan de futuro sólido y que garantice el empelo. Los protagonistas españoles de Opel no ven con malos ojos que General Motors (GM) haya decidido no vender el 55% de su filial europea al consorcio formado por la compañía austriaco-canadiense Magna y al banco ruso Sberbank. Los sindicatos y la Administración confían en que la multinacional estadounidense mantenga el compromiso de despedir solo a 900 trabajadores en Aragón o incluso menos dentro del plan global de 10.000 rescisiones en las 10 plantas de Europa. Está decisión se convierte de vital importancia para la economía española, ya que el sector del automóvil es uno de los pilares fundamentales para la economía española y ha sido una pieza clave para el desarrollo industrial español. Este sector representa un 6% del Producto Interior Bruto del país, y genera una cantidad de puestos de trabajo (directos e indirectos) que ronda los dos millones. España es el tercer productor europeo de automóviles, el quinto mayor fabricante de vehículos comerciales del mundo y el primero de Europa en vehículos comerciales ligeros con una producción total de casi 3 millones de vehículos producidos en el último año. El mercado interior en 2008 ha mostrado una gran debilidad en línea con la desconfianza del consumidor, el continuo aumento del desempleo y la falta de crédito. La evolución de la exportación también ha sido negativa, provocando todo ello un fuerte recorte en la facturación del sector, pasando del 7,4% de crecimiento en el año 2007 al descenso del 25,8% en 2008. Por otro lado, la escasa demanda interior generada y la gran competencia del mercado han repercutido sobre los precios, dando lugar a una contracción de los resultados del sector, con pérdidas superiores a los 300 millones de euros y una rentabilidad en negativo del 1% en el ratio beneficios/facturación. Sin embargo, hay que destacar la recuperación en los niveles de inversión que descendieron fuertemente en 2007 y que en 2008 han conseguido remontarse por encima de los 1.600 millones de euros, lo que demuestra la alta confianza de las casas matrices en nuestras factorías. Cabe destacar que aunque en 2008 el número de vehículos que han salido de nuestras fronteras ha descendido con respecto al año anterior, su peso sobre la producción española pasó del 82,7 en 2007 al 85,8% en 2008, lo que da una idea de la creciente dependencia de nuestra industria fabricante de vehículos de la evolución de los principales mercados en el exterior, en especial de los europeos. España se encuentra a la cabeza del ránking de caídas en mercados con más volumen de matriculaciones, con un descenso del -28,1%, seguido de Italia (-13,4%), Reino Unido (-11,3%). Alemania (-1,8%) y Francia (0,7%). Para paliar la grave situación del sector del automóvil en España el gobierno puso en marcha en mayo pasado el Plan 2000E, que tenía la intención de incentivar este año las compras de vehículos y que ahora se complementa con una prórroga a 2010 y un aumento de la dotación para lo que queda de 2009. Esta ampliación, anunciada por el ministro de Industria Miguel Sebastián, consiste en una dotación de 40 millones de euros para que otros 80.000 vehículos más se beneficien este año y el próximo del plan 2000E. Este plan es un programa de ayudas directas del Estado español a la compra de automóviles con el objetivo de mantener el empleo en el sector y estimular la sustitución de vehículos antiguos por otros menos contaminantes. El 2000E es la cuarta generación de medidas de este tipo que tiene sus antecedentes en el Plan Renove de 1994, el Prever de 2004 y el Vive de 2007. La industria del automóvil es una industria global, compleja, oligopolística y la más importante del mundo en términos económicos y de creación de riqueza. Supone el 10% en el PIB de Europa Occidental y genera 10 millones de empleos directos e indirectos.

Los tres grandes bancos españoles sufren una caída de un 1,6% en las comisiones

•16 octubre 2009 • 1 comentario

bancosSegún datos de las propias entidades financieras, los tres bancos más importantes de España –Santander, BBVA y Popular- han sufrido una caída de un 1,6% respecto a 2008 en ingresos por comisiones, lo que supone casi 112 millones de euros menos.

La crisis parece que le da un respiro a los grandes bancos españoles en lo que respecta a sus ingresos por comisiones. Aunque la cifra sigue siendo inferior a 2008, bancos como el Santander han generado un crecimiento prácticamente igual que en el mismo periodo del año anterior.

El Banco Santander obtuvo durante el primer semestre de 2009 unos ingresos por comisiones que ascienden a la cifra de 4538 millones de euros, un millón menos que en el mismo periodo del año anterior. Esto supone un crecimiento relativamente parecido al de 2008.

El segundo banco más importante de España, BBVA, ha presenciado una caída del 4,5% respecto a 2008 en sus ingresos por comisiones. Un total de 2181 millones de euros, comparados con los 2284 que obtuvo en las mismas fechas el año pasado.

Por su parte, el Banco Popular es el peor parado, con unos ingresos de 389,1 millones de euros respecto a los 441,98 de 2008, lo que supone una caída del 12%.

La subida de impuestos de ZP

•29 septiembre 2009 • Dejar un comentario

ZP

Poco a poco vamos conociendo más detalles sobre la reforma fiscal que están ideando Elena Salgado y el presidente Zapatero. A continuación nos proponemos analizar los efectos que esta subida tendrá sobre la economía.

La reforma parece ser que tendrá tres pilares: se subirán las retenciones por rendimientos de las rentas del capital, el IVA se va a incrementar en dos puntos, y se está diseñando un futuro impuesto verde que se incluiría en la Ley que cambiará el modelo productivo español por uno más sostenible.

En primer lugar, comentaremos los efectos del impuesto sobre las rentas de capital. Si aplicamos un modelo de ocio consumo básico, la renta de capital se incluiría en el mismo como una renta no salarial. De esta manera, un aumento en la retención sobre reduciría estas y provocaría un desplazamiento de la restricción presupuestaria de los individuos de manera paralela hacia el origen. Es decir, el impuesto en cuestión no sería distorsionador sobre las decisiones del individuo porque únicamente tendría efecto renta. ¿Qué quiere decir esto? Pues que los individuos verían reducida su renta, pero el impuesto al carecer de efecto sustitución no provocaría distorsiones en las decisiones del individuo, pues no variarían los precios relativos del ocio ni del consumo. Sin embargo, este impuesto tiene un inconveniente, y es que si lo que se pretende es aumentar la recaudación (se habla de recaudar 15000 millones de euros) no es la manera más idónea. Esto se debe a que en la actualidad con el Euribor por los suelos los rendimientos de los depósitos son minúsculos, unido a que en esta época de crisis el ahorro se ha resentido. Por tanto, no es el impuesto más indicado si lo que se busca es aumentar la recaudación con la que financiar los servicios sociales y de bienestar.

Pasemos ahora a comentar el aumento del IVA. Hay que decir, que como nuestros lectores sabrán el IVA es un impuesto considerado indirecto, y por tanto tiene un carácter regresivo. ¿Qué quiere decir esto? Pues bien, que afectará más a las clases bajas que a las clases altas de la sociedad. ¿Por qué se produce este efecto? Esto es debido a la propensión marginal del consumo, es decir, lo que cada persona consume efectivamente. Si comparamos dos personas, de las cuales uno gana 100 veces más que el otro, no por ello quien tenga más renta consumirá 100 veces más. Empíricamente se comprueba que los individuos conforme tienen más renta, más proporción de la misma se destina al ahorro. De esta manera, se comprueba que la afirmación del Gobierno de que la subida de impuestos afectará más a los “poderosos”, es cuanto menos cuestionable. De igual modo, si lo que se pretende es reactivar el consumo no parece la manera más idónea, porque los individuos al disponer de menos renta disponible reducirán su consumo y esto afectará al crecimiento económico.

Del impuesto verde, aún poco podemos decir porque no se ha concretado. Sin embargo, de las otras dos subidas hemos visto que una fracasa en su objetivo (aumentar la recaudación), y la otra, va a afectar más a las clases medias y bajas de la sociedad.

Señor presidente, eso no es muy de izquierdas. Estoy de acuerdo en que no se debe hipotecar el futuro del país aumentando la deuda pública, pero quizá la reforma fiscal habría que meditarla un poco más. Por ejemplo, podría usted subir las retenciones a las SiCAVs que sí las forman los poderosos; del mismo modo que podría eliminar cierto tipo de subvenciones que no sirven para nada y que serían una buena fuente de recursos (cine español, agricultura…)